sábado, 21 de mayo de 2011

¿Quien descubrio la velocidad de la luz?

En los últimos 2.000 años la velocidad de la luz era un tema muy debatido. Empédocles, un filósofo griego, suponía que la luz era algo que se movía, y por lo tanto tenía que tener velocidad. Aristóteles dudaba mas acerca de la velocidad de la luz, y por el contrario, creía que «la luz no está sujeta al movimiento». Además pensaba que si la luz tiene realmente una velocidad finita, ésta tenía que ser inconmensurable. Los filósofos islámicos Avicena y Alhazen también creían que la luz tenía una rapidez finita, al igual que algunos hinduistas como la escuela Ayran de filosofía.

Fue en 1629, cuando Isaac Beeckman propuso un experimento fallido de medición en el que se pudiese observar el flash de un cañón reflejándose en un espejo ubicado a 1,6 km. En 1638, Galileo propuso otro experimento, que consistía en observar el retraso entre el lapso de destapar una linterna a lo lejos. Los intentos por una u otra razón eran inconcebibles o defectuosos, y hubo que esperar a que en 1728 el astrónomo James Bradley dedujera brillantemente que la luz galáctica cayendo sobre la Tierra producía un ángulo leve, que podría ser calculado comparándolo con la Tierra en su órbita con la velocidad de la luz. Bradley hizo el primer cálculo aproximado de la velocidad de la luz en alrededor de 298.000 km/s (Velocidad real 299.792.458 m/s).